25/4/16

Una ayuda para Alicia

¡Bienvenidos Habitantes de La Madriguera!

   Hoy no os traigo ningún cuento ni ninguna historia. Hoy quiero hablaros de Carolina (también conocida como @MamaResiliente) y de su pequeña Alicia, una niña preciosa con parálisis cerebral grave que necesita diversos tratamientos y terapias para mejorar su día a día.

   Ser una persona tan dependiente es muy costoso... Y ya no hablamos sólo del gasto emocional que conlleva el reinventarse y reponerse de semejante noticia como madre/padre/familia/amig@ de una persona dependiente.
    Hablamos del desembolso económico de estos papá/mamá/familiares que supone invertir en esos tratamientos efectivos para mejorar la calidad de vida de esta personita dependiente.

   Primero tienen que enfrentarse a un replanteamiento y reinvención total de las rutinas familiares establecidas (vamos a no entrar más allá y a no suponer lo que significa algo así a nivel personal)
    Después se enfrentan a una lucha incansable con las instituciones que los menosprecian, los ningunean, los invisibiliza y los abandona pues, seamos sinceros, las ayudas para la dependencia españolas dan poco más que risa (siempre que no te toque a ti, claro, que entonces nos indignamos mucho)

   Y en esas están Carolina, Alicia y familia, peleando con las instituciones y peleando por el día a día en una carrera de fondo contra el tiempo.
   ¿Y quién está preparado esa carrera? Yo puedo decir que he tenido mucha, muchísima suerte porque cualquiera de mis 2 topitos podría ser Alicia, así que no puedo quedarme indiferente al larguísimo camino que ya ha recorrido Carolina (una mamá preciosa por dentro y por fuera) y todo el que le queda por recorrer aún. Y quiero ayudar.

   Si tú también quieres conocer sus tribulaciones puedes apuntarte a su blog: ayudaparaalicia.blogspot.com

   Si estás interesado en unirte a su grupo de Teaming (en su blog encontrarás una entrada explicando lo que es y cómo funciona aquí) Puedes unirte desde este enlace: www.teaming.net/ayudaparaalicia-bebeconparalisiscerebral

   También puedes colaborar haciéndote con una de estas preciosidades:

                 
   Puedes pedir las que quieras en el siguiente enlace: Tazas Solidarias 2016

   Yo colaboro. ¿Y tú? ¿Vas a quedarte indiferente? Colabora como puedas y/o difunde para que lleguemos a cuanta más gente, mejor.

   Muchas gracias por tu tiempo y tú colaboración y ya sabes que puedes contarme lo que quieras, que me encanta leerte.
   ¡Hasta la siguiente historia! ¡Abrazo fuerte de oso!

22/4/16

Nominación Premio Infinity Dreams Award

 Bueno, bueno bueno... ¡Bienvenidos Habitantes de la Madriguera!
        Hoy escribo un post muy especial para mí y es que no puedo estar más contenta y más agradecida porque varios blogueros han pensado en esta página y me han nominado/premiado.
        ¡"Marre" mía, qué honor más grande que compis que me encanta leer y a los que sigo piensen en mí para estas cosas!

        ¡Muchas, muchísimas gracias! ¡Sois de lo mejor que hay! Si no os sigo en alguna plataforma, por favor, dadme un toque que menuda poca vergüenza tengo.
        Les tengo que dar las gracias a varias personas:
- En primer lugar (que sino preveo divorcio exprés) a mi medio limón @papaagonias, al que, si aún no lo conocéis, os animo a seguir en papaagonias.blogspot.com porque tiene cada ocurrencia... Os vais a reir un montón y os aseguro que se hace querer. ¡Verdad verdadera! 

- En segundo lugar, y no por ello menos importante, a@PsadePreslav, ¡mi más mejor amiga del mundo mundial! Si no la seguís (que me extrañaría mucho) animaos a hacerlo enwww.principesa-de-preslav.com porque dudo que encontréis a nadie con más arte, más gracia y menos pelos en la lengua en toda la blogosfera ¡Creo sinceramente que somos muy parecidas e igual de gamberras! En serio, os va a encantar.

 - En tercer lugar, y también importante, a @mama_despierta que es bonita por dentro y por fuera. En su blogwww.suenosdeunamamadespierta.com, encontrarás un poco de todo y os encantará lo cercana y amable que es. Animaos a seguirlo que seguro no os dejará indiferentes y aún le quedan muchas cosas por contar. 

- En cuarto lugar, pero no menos importante, a@mamadedosmasdos, que es más "apañá" que las pesetas. Una bloguera del mundo a la que hay que hacerle un monumento sólo por ser mamá de 4 y mantener la cordura. Pasaos por su blogmamisalacarrera.blogspot.com que seguro que os encanta y encontraréis muchas respuestas a preguntas que no sabíais ni que teníais. 

- Y en quinto lugar, pero también importante, a @Madre_Superada, una mamá de mente inquieta en cuyo blogdiariodeunamadresuperada.blogspot.com os podréis encontrar un poco de todo: desde manualidades hasta planes con peques, recetas, etc... ¡Para no perdérsela, vaya!

Pd: también tengo que agradecer una nominación nueva a @mamabambablog de: https://mamabambablog.wordpress.com  ¡Muchas gracias bonita! No os perdáis su blog, que tiene mucho que contar.

        Y ahora, la parte más complicada: encontrar 11 cosas que contar sobre mí ¡Con lo fatal que se me dan a mí estas cosas!
        Pero bueno, para que me conozcáis un poquito más, allá vamos:
       1º) Tal y como comento el en blog, soy una mamá de dos criaturitas (bueno, a veces, monstruitos) de alma y culo inquieto que me ha llevado a meterme en estos berenjenales.
        Nacida en los 80 en Madrid, de corazón cordobesa (que es donde resido actualmente, en Córdoba de mis amores) y que ha recorrido mucho mundo.
       2º) Me encanta escribir y tener una opinión de todo, tanto es así que, animada por varias personas especiales, me atreví a montar este tingladillo que tiene poco tiempo de vida y que espero que siga creciendo y evolucionando.
       3º) Soy friki... Muy friki... Muy, muy friki y como mi cerebro lo sabe y creo que encima lo disfruta, acumula cientos y cientos de datos inútiles sobre cine, series, actores, libros... Si hubiera alguna forma de ganarse la vida con eso, me haría rica en un plis, seguro.
       4º) Además de ser friki, me encanta el cine y el teatro. Soy de esas que te encontrabas en la sala de cine en sesiones en las que no había nadie... ¡Qué gustazo tener toda la sala para ti sola!       No tengo vergüenza así que he estado en grupos de teatro desde bien jovencita, representando obras como "Las Pelópidas" de Jorge Llopis, "Los árboles mueren de pie" de Alejandro Casona y algunas más, incluyendo un corto.
       5º) Superviviente nata, salí de algunas muy gordas y de otras no tan gordas así que estoy convencida de que aún en los momentos más oscuros, el ser humano tiene una capacidad de superación asombrosa.
       6º) Me encanta leer. Devoro libros. Disfruto tanto que no leo de noche porque no soy capaz de dejarlo y llega la hora de ir a trabajar sin que haya pegado ojo.
        Si encuentro varios libros que me gustan en una librería, siempre elijo los más gordos porque así me duran más.
       7º) Tengo vocación de timbre, por lo que a veces termino envuelta en algún follón sin comerlo ni beberlo.
        Y si necesitas a alguien que te escuche, te apoye y te ayude, siempre podrás contar conmigo, aunque como soy maridespistes puedo estar un tiempo desaparecida, pero estaré ahí cuando me necesites.
       8º) Por esa misma vocación de timbre, si hay algún bicho en 1 km a la redonda, me encontrará. Mi medio limón dice que soy el mejor antimosquitos de la historia. ¡Qué cruz!
       9º) Aunque me dan alergia, me encantan los animales "nobichos". Ahora mismo compartimos vida y peripecias con nuestro gato Antojo, más listo que el hambre, ha decidido beber agua en cualquier sitio, exceptuando su bebedero. Muy señorito él.
       10º) En ocasiones soy algo inconstante. Me gusta hacer las cosas por mí misma por lo que empiezo veinte mil cosas de las que acabo algunas sí y otras no. Pero mi cabeza siempre está bullendo con miles de ideas, cuentos, historias...
       11º) Y para cerrar esta lista de la muerte en la que me he dejado media vida (os prometo que me he quedado calva de tanto pensar) y parafraseando a mi súper amiga universal también he de confesar que soy rubia.
        Después de daros la murga, paso a dar mis nominaciones. Algunos probablemente ya hayan sido nominados anteriormente y aunque sólo ponga once se me quedan muchos más en el tintero:
        - Tang de Naranja
        - Padreenstereo
        - MamadGemelos
        - Vidas_Pixeladas
        - Comovader
        - Con Ñ de Cariño
        - PrimerizaApuros
        - Bebeamordor
        - Mama_conK
        - NiBlogNiBloga
        - Papaagonias

        Y esto se acaba. Muchas gracias por tomaros un ratito para leerme. Espero que hayáis disfrutado esta entrada.
        ¡Hasta la próxima, Habitantes de La Madriguera! ¡Abrazo fuerte de oso!

17/4/16

¿Embarazo, bendito embarazo?



¡Bienvenidos Habitantes de La Madriguera!
         Hoy os traigo una reflexión personal, después de una semana larguísima de trabajo y mientras tengo cuento nuevo en el horno.
        Cuando decidimos tener niños, idealizamos tanto el embarazo como la crianza y nos lanzamos a la aventura dichosos y felices, pero... ¡Ay, almas de cántaro! Nos topamos con la cruda realidad...

         Ignoremos los "males" obvios tales como la fiesta de hormonas en la que nos convertimos, la falta de control sobre tu vejiga (y más si es el 2º o 3º embarazo), las náuseas del primer trimestre e incluso del tercero si has tenido la misma suerte que yo, reflujos, digestiones lentas, estreñimiento, pies como botas, circulación terrible, ser una marmota el primer trimestre y el insomnio del tercero, etc...

         En fin, todo fiesta y alegría desde el minuto cero.

         Por supuesto, también es lo más bonito que te puede pasar e incluso hay momentos en lo que lo echas de menos... Desde luego, nunca estás tan tranquila como cuando tienes a tu fierecilla en la barriga. Independientemente del embarazo que estés pasando o que te estén haciendo pasar.

         Cuando por fin tienes a tu bebé en tus brazos, se acaban la tranquilidad y el sosiego. Quedan reemplazados por el susto, el estrés y el insomnio, entre otros, por siepre jamás.

         Y nos echamos unos mil años encima de golpe y porrazo... Y hacemos prácticamente todas y cada una de las cosas que nos juramos y nos perjuramos que no haríamos nunca, en momentos en los que nuestra paciencia se ha ido de vacaciones.

         En mi caso, además de todo esto, mi segundo embarazo me trajo un regalo inmensísimo e inesperado: redujo muchísimo mi dolor de espalda.Para poneros en antecedentes, os cuento un poco. Sufro de dos hernias de disco cervicales, una de ellas lateralizada hacia la derecha y sí, lo habéis adivinado, soy diestra.

         Para llegar a semejante diagnóstico "sólo" han tenido que pasar once "cortos" años y muchos médicos. Mal diagnosticada con simples contracturas musculares, el dolor se ha ido apoderando de mi día a día hasta llegar a mi situación actual, en la que pelar una simple patata, para mí es un mundo (de hecho, llegaron a plantearse si lo mío no sería fibromialgia, pero mira, "he tenido suerte").

         En fin, que me he convertido en una "pobre personita desvalida" que no puede hacer todo lo que hacía antes.

         He de decir que siempre he sido un poquito bruta y he movido muebles sola, he hecho mil y una mudanzas, cargado mucho, muchísimo peso y claro... Ahora hay que acostumbrarse y hacerse a la idea de que se me ha acabado la alegría de cargar como un mulo de carga, valga la redundancia.

         Aunque tengo que confesar que lo que peor llevo es no poder bañar a mis topitos, o no poder cogerlos sin estar sentada, o que mi topita la mayor tenga interiorizado que a mami le duele mucho la espalda y el lado derecho del cuerpo y ella tiene que cuidarme, o cuando juega a que le duele la espalda como a mamá... Ahí se me cae el alma a los pies.

         En esas ocasiones echo mucho de menos mis hormonas de embarazada. El súper poder que me daban de no sentir el dolor de espalda y poder moverme con soltura (bueno, la que nos deja el barrigón) sin miedo a quedarme pillada en el momento menos oportuno.

         Esas ocasiones echo de menos mi barriga, pero luego recuerdo todo lo que la acompaña y se me pasa.

         Pero tengo la inmensa fortuna de ser mamá de un cielo de niña (con una inteligencia emocional que ya quisieran muchos talluditos para sí mismos) a mi niño que no cambiaría por nada del mundo y una familia que me apoya, me ayuda y soporta mejor que yo este cambio de guión en el que les toca tirar más del carro de lo que a mí me hubiese gustado y cargar con todo el trabajo extra que yo no puedo hacer (gracias Sergio, aka @papaagonias, gracias mamá. Sin vosotros no sé si lo aguantaría).

 Y nos vamos adaptando a hacer menos e intentar disfrutar más de todos los días que nos quedan por delante, por muy confusa y enrevesada que sea la crianza de los monstruitos que una vez llevamos en nuestras barrigas.

         ¿Y vosotros echais de menos vuestro embarazo? ¿Os encontrásteis con algún súper poder? Contadme vuestras peripecias, que me hace mucha ilusión leeros y así compartimos aventuras y desventuras de nuestras barrigas.

        Y esto se acaba. Muchas gracias por tomaros un ratito para leerme. Espero que hayáis disfrutado esta entrada y seguro que os ha hecho recordar aquel tiempo en que esparábais a vuestros retoños, o si estáis esperándolo ahora, ya sabéis lo que os espera
        ¡Hasta la próxima, Habitantes de La Madriguera! ¡Abrazo fuerte de oso!

5/4/16

"Just breathe". Mindfulness explicado por y para niños


         ¡Bienvenidos Habitantes de La Madriguera!

         Hoy vengo a hablaros de un cortometraje que he descubierto esta semana pululando por internet y que me ha enamorado por su sencillez.


        El corto del que os hablo se titula "Just breathe" ("Sólo respira") cuyos realizadores, Julie Bayer y Josh Salzman, encontraron la inspiración escuchando una conversación de su hijo de 5 años con unos amigos sobre lo que estaban aprendiendo en su escuela infantil: identificar sus emociones, canalizarlas... Vamos, lo que viene siendo inteligencia emocional.


        Los niños poseen una plasticidad mental enorme y es admirable la capacidad que tienen de asimilar conceptos complejos como, por ejemplo, la forma en que las emociones afectan distintas áreas de nuestro cerebro y cómo trabajarlas para recuperar el estado de bienestar, algo que para muchos de nosotros, los talluditos, se convierte en una enorme montaña por escalar.


        Y en este vídeo nos encontramos a niños, enseñando a otros niños y a nosotros mismos lo que puede lograr el mindfulness.


        Maravillosa inteligencia emocinal. Por desgracia en la mayoría de nuestros colegios y escuelas es algo que se tiene bastante abandonado. Les enseñamos a nuestros niños mucha teoría, datos cuantificables, fechas, fórmulas, conocimientos concretos, olvidándonos de enseñarles a percibir, asimilar y, sobre todo, comprender y gestionar las emociones, tanto las propias como las ajenas. Y qué importante es para el día a día un correcto manejo de las mismas ¿verdad?


        Ahora podemos hablar por fin de inteligencias múltiples. No sólo cuantificamos la capacidad de recordar datos concretos o desarrollar una idea o planteamiento. Identificamos las distintas capacidades de nuestros retoños: músical, matemática... Eso si tienes suerte y das con un colegio con profesionales con una preparación más de hoy día que se preocupen de mirar más allá de los méritos académicos. Que no digo que no los haya, ojo, pero que cuesta encontrarlos en un colegio público y que además buracracia y sistemas educativos varios no hayan quemado dejando la sombra de lo que fue el día que decidió prepararse como docente, maestr@, psicopedagog@...


        ¿Os habéis encontrado alguno de estos diamantitos en el cole de vuestros peques? ¿Se educa la inteligencia emocional? ¿Practican mindfulness? Realmente es un tema que da para mucho. Os animo a que me contéis vuestras experiencias y si estás leyendo esto y eres un@ de es@s diamantes, por favor, comparte con nosotros un trocito de tu sabiduría que nos encantará leerte y así vamos ampliando conocimientos.


        Así que sigamos el ejemplo de estos pequeñ@s sabi@s y practiquemos desde hoy el mindfulness o mindful, un estado de conciencia plena. La capacidad del cuerpo y la mente de sincronizarse completamente en el ahora. Focalicémonos en la respiración, calmemos la angustia y/o el enfado que nos aleja del ahora y del estado de bienestar. Meditemos. Ejercitemos nuestra inteligencia emocional.


        Yo me apunto a meditar al menos un rato todos los días, a concentrarme en mi respiración cuando algo me altere y me saque del ahora, a mantener mi estado de bienestar. ¿Y tú? ¿Te apuntas?


         Y esto se acaba. Os dejo con el corto que espero que disfrutéis y que a vuestros topitos también les guste. Muchas gracias por tomaros un ratito para leerme. Contadme qué os ha parecido porque a mí, desde luego, me ha gustado mucho y ya sabéis que me encanta leeros.


        ¡Hasta la próxima, Habitantes de La Madriguera! ¡Abrazo fuerte de oso!