8/2/17

Hoy para comer tenemos: Pastel de patata


¡Bienvenidos de nuevo, Habitantes de La Madriguera!
Hoy ponemos de nuevo en marcha los fogones de La Cocina de La Madriguera, después de un tiempo,  para traeros una receta de esas que me gustan a mí, fácil y económica, y tan rica que os dejarán los platos relucientes después de rebañarlos a fondo.
Así que preparad esos estómagos que Hoy para comer tenemos: Pastel de patata.
Sí, sí, ya habéis descubierto mi punto flaco, soy una auténtica fanática de las patatas ya sean fritas, al horno... Mmmmm... ¡¡Me chiflan!! Y entre que reconfortan los estómagos y encima son baratitas pues... 
En fin, ésta es una receta que enconté en internet, pero después de un par de pruebas, la he cambiado un poco, a mi gusto, que es lo que os recomiendo siempre, que probéis hasta que encontréis el punto perfecto para vosotros.

Pero no nos enrollemos más, delantales puestos, cuchillos en alto y... ¡¡¡A COCINAR!!! ¡¡AU, AU, AU!!

INGREDIENTES: (4 ó 5 pers., depende de lo que os dejen pescar de la cazuela)
- 1 Kg de patatas (si, si, 1kg, si ya veréis que no sobra nada de nada)
- 1 cebolla (lo de las gafas de buceo para no llorar cortándola es opcional, aunque dicen que funciona)
- 3 huevos.
- 1 cucharada de sal. 
- pimienta negra molida 1 cucharadita, comino molido, nuez moscada molida, jengibre molido, al gusto.
-120 gr de harina de trigo.
- 40 gr de mantequilla.
- 150 ml de leche
- 200 gr queso en lonchas raclette u otro más sabroso
- 125 gr de jamón serrano.
- molde de horno.
MODO DE HACER:
Antes de nada, vamos a pelar y laminar las patatas y la cebolla  con una mandolina, para que nos queden muy, muy finas, las lavamos y salamos un poco (cochinotes, que no se os olvide este paso, que os veo venir) y (aquí está mi variación de la receta)  en aceite templado, las pocharemos brevemente. Las sacamos y las ponemos en un bol con papel de cocina para que absorva el exceso de aceite. (Un poco de papel, ¡no vale meterles a las pobres patatas todo el rollo de cocina que hay que ser muy bruto!) Una vez libres del aceite sobrante, retiramos el papel de cocina (para que no se nos pegue) y reservamos.
En otro bol, echamos los tres huevos enteros (no vale quedarse con ningún trozo en la mano... Bueno, las cáscaras sí os las podéis quedar en las manos) la cucharada de sal,  la de pimienta y las especias que os apetezca añadirle.
Echamos también los 120gr de harina y mezclamos todo bien, con la ayuda de unas varillas hasta que nos quede una textura terrosa, entonces es cuando añadimos los 40gr de mantequilla, previamente derretida (evitad que rompa a hervir pues entonces lo que hacemos es clarificarla, no derretirla) y volvemos a mezclar con las varillas. La mezcla ya no estará terrosa, se suavizará. Añadimos en ese punto los 150ml de leche (podéis ponerla entera o semi, como queráis, que la receta ya tiene miga, ya) y mezclamos bien, lo que hará que nuestra mezcla quede líquida.


Esta mezcla se la añadimos a las patatas y las cebollas que teníamos reservadas y revolvemos bien, impregnándolas todas. A continuación engrasamos bien el molde de horno y ponemos una capa de patatas, aproximadamente la mitad de nuestra mezcla, dejándola lo más planita posible.


Justo después añadimos los 200gr de queso en lonchas en una sola capa (yo, además le añado queso rallado en esta capa), quedando así:


Lo siguiente que hacemos es añadir nuestros 125gr de jamón serrano en lonchas encima, en una sola capa, quedando así:


Una vez hemos terminado con todos los ingredientes, añadimos el resto de nuestra mezcla de patatas e intentamos dejarlo lo más plano posible, para que se haga por todos lados por igual. Lo metemos en el horno (previamente calentado) a media altura, 1 hora a 180º y ¡voilá! Ya lo tenemos listo.


Ahora a servir las raciones y a disfrutarlas calentitas y ya veréis qué buenísimo que está. Y sí, mejor servir raciones que cuando acuerdas, no te han dejado ni una miga para probar... Vamos, que para cocina de aprovechamiento tampoco es que nos de mucho, pero bueno, es un plato baratito y sencillo de hacer. 

Y hasta aquí hemos llegado. Animaos a cocinadlo y contadme si os ha gustado y ha tenido éxito, que como digo siempre, me encanta leeros y os respondo en cuanto tengo un ratito.
¡Nos vemos en la siguiente historia! ¡Abrazos de algodón!
Reacciones:

2 comentarios:

  1. y estaba riquísima!!!! que menudo hartón de comer me pegué!!! jajajajaja

    Gracias por la receta!! cada vez te salen mejores y más riquísimas (si cabe!!)

    ResponderEliminar