20/4/17

Sello de Calidad: #MamásMaryKay


¡Bienvenvenidos de nuevo, Habitantes de La Madriguera!

Hace unos dìas tuve la suerte de ser una de las elegidas para participar en el Sello de calidad: #MamásMaryKay de la mano de Madresfera. Así que ¡estos días, gracias a los 25 años que cumple Mary Kay, las mamás nos cuidamos y tomamos las redes para contároslo!
La selección de productos elegida ha sido el nuevo Set de Manos Satin Hands de Té Blanco y Cítricos; su producto estrella en estos 25 años, el Desmaquillante de ojos Bifásico Oil Free y el Lápiz de labios Gel Semi-mate color Crushed Berry (una preciosidad)
Pero mejor ir por partes y contar con todo detalle nuestra experiencia con estos productos, vamos allá:
1. Empecemos por el Set de Manos Satin Hands de Té Blanco y Cítricos: 


Este set es el último lanzamiento de la marca. ¿Quién no querría lucir siempre unas manos suaves y perfectas? Pero vamos siempre a la carrera, con las manos en remojo permanentemente, lavamos a manos, usamos lejía... Vamos, que castigamos nuestras pobres manitas a base de bien, por eso Mary Kay ha ideado este práctico spa en casa. El tratamiento consiste en la aplicación de los productos en 3 sencillos pasos:
          *Paso 1: Tratamiento suavizante de manos: Es una crema muy densa (casi como una vaselina) y libre de fragancia que hay que aplicar en las manos limpias. Ojo, hacedle caso a las instrucciones y echad una cantidad pequeña, ya que si echáis en exceso, el paso siguiente no terminará de funcionar bien y al final el resultado final será mas pegajoso de lo esperado. 
Este primer paso prepara la piel para los productos posteriores manteniendo la humedad en la piel y evitando un exceso de peeling en el siguiente paso. 
          *Paso 2: Gel exfoliante de Karité: Éste es un gel limpiador con partículas exfoliantes que deja las manos libres de células muertas con una exfoliación suave. Pon un poco en las manos y masajéalas, también  entre los dedos y después aclara con agua y seca bien. Notarás que la sensación pegajosa del tratamiento anterior ha desaparecido y ya van quedando las manos suavitas.
          *Paso 3: Crema de manos de Karité: Es una crema hidratante muy suave y ligera que no deja nada de sensación pegajosa (¡¡a no ser que te pases con el paso 1!!) ¡Ponte un poco, masajea bien hasta su completa absorción y vuelve a enamorarte de tus manos!
Tanto el gel como la crema tienen aroma a té blanco y cítricos, en mi caso sale mucho también un olor a jazmín que mmmm... Ya sabéis que cada piel es un mundo y las notas de olor tanto en perfumes como en cremas y demás varían de una a otra persona. ¡¡Desde luego, en casa el set nos ha convencido como para volverse un básico!! Y realizando el tratamiento unas 2 o 3 veces por semana, por la noche, notaréis la diferencia. 
Por lo que he visto en la web, es una edición limitada así que si quieres hacerte con uno, no te lo pienses y pincha aquí.

2. Lápiz de labios Gel Semi-mate color Crushed Berry:

¡De todos los productos que nos ha enviado Mary Kay éste es el que más me ha enamorado! Hablamos de que es una barra de labios semipermanente (vamos, que para no ser fija, aguanta un rato) que no reseca el labio ni lo deja tieso, al contrario, mantiene la hidratación, algo fundamental para no llevar los labios cuarteados o con pellejitos. La pigmentación de la barra es buenísima y deja un tono satinado precioso. ¡Además con eso de que este año se llevan mates o semimates, encimas vamos a ir de moda! A las #MamásMaryKay nos han mandado el tono Crushed Berry, si quieres hacerte con el tuyo o quieres otro tono, puedes ver más colores aquí. A mí ya os digo que me tiene enamoradita, no me ha podido gustar más la barra y el tono.
TIP de pro: Para que los labios queden perfectos, antes de aplicar la barra, poneos un cacao y perfilad bien el labio con un lápiz del mismo tono que la barra (en caso de ser una barra clarita si usáis un lapiz más oscuro podeis hacer lo que se llama un labio Ombré, pero eso ya os lo explico otro día) No perfiléis sólo el filito del labio que os conozco, meteos un poco en él y ya veréis como ayuda a que la barra dure más. Aplicáis vuestro labial ¡y listo! Obtendréis un resultado tan espectacular como éste:

3. Desmaquillante de ojos Bifásico Oil Free:  

El desmaquillante es uno de los productos más vendidos de la marca, apto para todo tipo de pieles, desde la más seca y sensible hasta la grasa y es oil-free (¿qué significa eso? Que es un producto libre de aceites, cosa que las pieles grasas agradecen y mucho) Además es hipoalergénico, es apto para ojos con lentillas y está dermatológicamente testado, con lo que el riesgo de una reacción alérgica es prácticamente nulo. 
Os cuento mi experiencia: con eso de la Fibromialgia, tengo los ojos mucho más sensibles que antes (que era bastante, así que imaginaos), además de alteraciones en la piel... Se me reseca mucho, aunque si uso productos demasiado grasos, ya tenemos hecho el lío. Hablando claro, necesito productos suaves, pero que retiren bien el maquillaje, porque ya sabéis: ¡¡Mujeres del mundo, nada de acostarse con el maquillaje en la cara, nada de ojos de panda al levantarnos por la mañana, nunca más!! Es fatal para la piel, ya que no respira y los granitos y las imperfecciones se multiplican por mil... 
A lo que iba... Este desmaquillante, libre de aceites y de fragancia, es un producto bifásico. ¿Qué quiere decir esto? Que es importante agitar bien el bote, para mezclar bien ambas fases, ya que la superior retira el maquillaje resistente al agua y la inferior elimina el maquillaje que no es resistente al agua y para que funcione adecuadamente, tienen que quedar bien mezcladas. Cuando quede espumoso, echamos el desmaquillante en un disco de algodón y aplicamos. 
La verdad es que al contrario que muchos desmaquillantes, retira muy bien el maquillaje (con lo que no pasas media noche intentando quitarte la máscara de pestañas) y al terminar no deja sensación grasa dentro del ojo (si, ya sabéis, eso de ver borroso) esto para mí es un plus, aunque en el contorno del ojo la sensación que me dejas sí me resulta un poco grasa. Pero os aconsejo que lo probéis vosotras mismas y me contáis qué tal os ha ido, ya sabéis que no todas las pieles son iguales ni reaccionan igual. Podéis adquirir el producto aquí. 
TIP de pro: Una vez que impregnemos bien el algodón, dejamos un momento éste en el ojo, para que penetre bien en las pestañas y desmaquillamos SIN FROTAR, hacia arriba y hacia abajo, así evitamos que se nos caigan las pestañas y evitamos romper la piel tan fina que rodea el ojo, con lo que evitamos arruguitas.

Si queréis más información sobre todos los productos que ofrece Mary Kay, podéis ir a su web y empaparos bien de todo lo que ofrecen e incluso podéis contactar con una de sus consultoras de belleza y que os guíen mejor.
Y esto es todo. Como digo siempre, animaos  a comentar si habéis probado alguno de sus productos o no y qué os ha parecido, que me encanta leeros y prometo responderos en cuanto pueda.


¡Nos vemos en la siguiente historia! ¡Abrazos de algodón!

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario